@ELN_Paz

E-mail

Soporte

Notas de Prensa

Escrito por Equipo Comunicaciones

 

  • Pablo Beltrán considera que la guerrilla ha dado pruebas suficientes de su compromiso con la salida política al conflicto armado
  • El ELN insiste en su invitación al candidato del Centro Democrático a viajar a La Habana y conocer el proceso de conversaciones de primera mano.

 

 

Iván Duque, candidato del Centro Democrático en las elecciones presidenciales, pidió ayer al Ejército de Liberación Nacional (ELN) “una demostración clara a los colombianos de que quiere desmovilización, desarme y reinserción genuinos” y el jefe de la Delegación de Diálogos del ELN considera esta petición “paradójica”. “Duque, que representa a los sectores guerreristas del país, que no entiende el conflicto armado ni sus consecuencias, es el que debe hacer una demostración clara al país de que tiene un compromiso serio con la salida política a la guerra y con la construcción de paz”, asegura desde La Habana Pablo Beltrán.

 

Para Beltrán, Duque “desconoce la agenda de conversaciones pactada con el Gobierno, lo que significa que no está interesado en la participación de la sociedad en la construcción de paz, en la democratización que necesita el país, en las transformaciones imprescindibles para que no haya razones para un alzamiento armado o en las víctimas”.

 

La guerrilla considera que, mientras el ELN se ha sentado a negociar decenas de veces en las últimas décadas, Duque ni siquiera aceptó la invitación de la Delegación de Diálogos del ELN para que viajara a La Habana a conocer de primera mano el estado de las conversaciones públicas. “Los sectores que respaldan a Duque y su propio mentor, Álvaro Uribe, son reconocidos nacional e internacionalmente como los señores de la guerra en Colombia. Por eso se nos hace tan extraño que Duque insista en poner condiciones como si hubiera ganado una guerra, cuando la mayoría de Colombia está haciendo un esfuerzo colectivo ingente por salir de la dinámica de vencedores y vencidos, sacar la violencia de la política, cambiar las razones de fondo que nos han llevado al conflicto armado, y construir la paz”, concluye Beltrán.